I.R.P.F. 2011 | EPV Norte Asesores. Novedades | Asesoría para empresas en Santander. Fiscal, laboral y contable

  • Imprimir
  • Recomendar
  • Favoritos

Novedades - I.R.P.F. 2011

[ Volver al listado de novedades ]

NOVEDADES Y RELACIÓN DE POSIBLES ACTUACIONES FISCALES

13/12/2011 - I.R.P.F. 2011

I.R.P.F. 2011 - NOVEDADES Y RELACIÓN DE POSIBLES ACTUACIONES FISCALES

Ganancias Patrimoniales:

Simplemente a modo recordatorio comentar que las ganancias patrimoniales que se deriven de transmisiones de elementos patrimoniales, tributan al 19% los primeros 6.000,00 € y al 21% el resto.

Planes de pensiones:

- Contribuyente:

Sigue siendo posible disminuir el importe de los impuestos si se realiza una aportación, antes de que finalice el año y dentro de los límites establecidos, a uno de los sistemas de previsión social.

Los límites de las aportaciones son:

* El 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio. Este porcentaje será del 50% para contribuyentes mayores de 50 años.

* 10.000 euros anuales. En el caso de contribuyentes mayores de 50 años, la cuantía anterior será de 12.500 euros.

Hay que tener en cuenta que los rescates tributarán como rendimiento del trabajo sin posibilidad de aplicar reducciones fiscales, con la excepción de que si han transcurrido más de 2 años entre la primera aportación y el cobro, se practicará la reducción del 40% por las aportaciones efectuadas hasta el 31 de Diciembre del 2006.

También se debe de tener en cuenta a la hora de rescatarlos que puede convenir el cobrarles en forma de renta periódica con el fin de no incrementar el tipo marginal, o bien en forma de pago único, en caso de poder reducir el rendimiento en un 40%.

Por otro lado si se tiene un Plan de Pensiones y no se está conforme con su rentabilidad, podemos movilizar sus derechos a otro Plan de Pensiones, a un Plan de Previsión Asegurado o a un Plan de Previsión Social Empresarial sin que ello tenga consecuencias tributarias.

- Cónyuges:

Los contribuyentes cuyo cónyuge no obtenga rentas, o las obtenga en cuantía inferior a los 8.000 euros, podrán reducir de la base imponible las aportaciones a Planes de Pensiones, Mutualidades o a Planes de Previsión Asegurados de los que sea partícipe, mutualista o titular dicho cónyuge con el límite de reducción de 2.000 euros.

- Discapacitados:

Las aportaciones anuales máximas realizadas por cada partícipe a favor de persona con minusvalía no podrán exceder de 10.000 euros. Ello, sin perjuicio de las aportaciones que pueda realizar a su propio plan de pensiones de acuerdo con los límites anteriores.

Las aportaciones anuales máximas a Planes de Pensiones, Mutualidades y Planes de Previsión Asegurados realizadas a favor de persona con minusvalía, incluyendo sus propias aportaciones, no podrán rebasar los 24.250 euros.

Adquisición o rehabilitación de vivienda habitual (Novedad para 2011):

▪ Los contribuyentes cuya base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales podrán deducirse el 7,5 por ciento (este porcentaje es el que se establece a nivel estatal al cual se le añadirá el que se apruebe por cada Comunidad Autónoma, salvo que como en el caso de Cantabria no se apruebe ninguno, en cuyo caso será de otro 7,5 por ciento).

En los supuestos de nulidad matrimonial, divorcio o separación judicial, el contribuyente cuya base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales podrá seguir practicando esta deducción, por las cantidades satisfechas en el período impositivo para la adquisición de la que fue durante la vigencia del matrimonio su vivienda habitual, siempre que continúe teniendo esta condición para los hijos comunes y el progenitor en cuya compañía queden.

La base máxima de esta deducción será de:

a) Cuando la base imponible sea igual o inferior a 17.707,20 euros anuales: 9.040 euros anuales.

b) Cuando la base imponible esté comprendida entre 17.707,20 y 24.107,20 euros anuales: 9.040 euros menos el resultado de multiplicar por 1,4125 la diferencia entre la base imponible y 17.707,20 euros anuales.

▪ En caso de contribuyentes incapacitados que efectúen obras e instalaciones de adecuación en su vivienda y en las condiciones previstas en la normativa de la Ley y cuya base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales la base máxima de esta deducción, que será independiente de la anterior, será de:

- Cuando la base imponible sea igual o inferior a 17.707,20 euros anuales: 12.080 euros anuales.

- Cuando la base imponible esté comprendida entre 17.707,20 y 24.107,20 euros anuales: 12.080 euros menos el resultado de multiplicar por 1,8875 la diferencia entre la base imponible y 17.707,20 euros anuales.

- El porcentaje de deducción será el 10 por ciento.

RÉGIMEN TRANSITORIO VIVIENDA HABITUAL:

▪ Deducción por inversión en vivienda habitual adquirida con anterioridad a 1 de enero de 2011.

1º Los contribuyentes cuya base imponible sea superior a 17.724,90 euros anuales y que hubieran adquirido su vivienda habitual con anterioridad a 1 de enero de 2011 o, satisfecho cantidad con anterioridad a dicha fecha para la construcción de la misma, mantendrán como base máxima de deducción respecto de dicha vivienda la establecida con anterioridad, es decir, 9.015 euros, aún cuando su base imponible sea igual o superior a 24.107,20 euros anuales.

Igualmente, la base máxima de deducción será de 9.015 euros respecto de las obras de rehabilitación o ampliación de la vivienda habitual, siempre que se hubieran satisfecho cantidades con anterioridad a 1 de enero de 2011 y las citadas obras estén terminadas antes de 1 de enero de 2015.

▪ Situaciones de discapacidad:

Los contribuyentes cuya base imponible sea superior a 17.738,99 euros anuales que hubieran satisfecho cantidades para la realización de obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual de las personas con discapacidad con anterioridad a 1 de enero de 2011, tendrán como base máxima de deducción 12.020 euros anuales, independiente de la fijada de 9.015 euros por vivienda habitual del contribuyente, siempre y cuando las citadas obras o instalaciones estén concluidas antes de 1 de enero de 2015, aún cuando su base imponible sea igual o superior a 24.107,20 euros anuales.

▪ Hay dos límites de base imponible diferentes en este supuesto:

“En ningún caso, por aplicación de lo dispuesto en esta disposición, la base de la deducción correspondiente al conjunto de inversiones en vivienda habitual efectuadas en el período impositivo podrá ser superior al importe de la base máxima de deducción establecida en los artículos 68.1.1º (9.015 €) y 68.1.4º (12.020 €) de esta Ley en su redacción en vigor a 31 de diciembre de 2010”.

Obras de mejora en la vivienda habitual o en el edificio en la que ésta se encuentre, para los períodos impositivos 2010, 2011 y 2012 (modificado por Real Decreto-ley 5/2011):

Para su deducción deben darse ciertas condiciones, con las siguientes características: Las obras han de tener por objeto la mejora de la eficiencia energética, la higiene, la salud y protección del medio ambiente, la utilización de energías renovables, la seguridad y la estanqueidad, y en particular la sustitución de instalaciones de electricidad, agua, gas u otros suministros, o bien que favorezcan la accesibilidad al edificio o a la vivienda en los términos establecidos en el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012.

Asimismo, también darán derecho a deducción las obras de instalación de infraestructuras de telecomunicación que permitan el acceso a Internet y a servicios de Televisión Digital en la vivienda del contribuyente (no en el edificio en este caso).

No darán derecho a deducción las obras que se realicen en garajes, jardines, parques, piscinas e instalaciones deportivas y otros elementos análogos.

Las obras se han de realizar entre el día 14 de abril de 2010 y el 31 de diciembre de 2012. Respecto de éstas, únicamente darán derecho a deducción los importes que se hayan satisfecho en este período, no los que se hubieran pagado con anterioridad o se paguen con posterioridad. En este sentido, es obligatorio poder acreditar el pago, con lo que únicamente se admiten pagos realizados por tarjeta de crédito, transferencia bancaria, cheque nominativo o ingresos en cuentas bancarias a las personas o entidades que realicen las obras.

También se prevén condiciones respecto del contribuyente que puede tomarse esta deducción y son aquellos que tengan su base imponible anual inferior a 71.007,20 euros.

La base máxima de la deducción por todos los conceptos (importe pagado sobre el cual se puede deducir) será de 6.750,00 euros anuales en caso de que el contribuyente tenga una base imponible no superior a 53.007,20 euros. Si la base imponible del contribuyente es superior a dicha cantidad pero inferior a 71.007,20 euros, la base máxima de la deducción será 6.750,00 – 0,375 x (Base Imponible – 53.007,20).

Si en el ejercicio se satisfacen importes superiores a la base máxima, el exceso se podrá aplicar a la base de los 4 ejercicios siguientes, computándose para la base máxima de dichos años en caso que en los mismos también hubieran importes objeto de deducción.

En cualquier caso, el límite máximo de inversión conjunto hasta 31/12/2012 no podrá superar los 20.000 euros por vivienda habitual. En caso de que la vivienda sea titularidad de varios propietarios, este límite se prorrateará entre ellos según sus porcentajes de participación. En ningún caso darán derecho a la aplicación de esta deducción, las cantidades satisfechas por las que el contribuyente practique la deducción por inversión en vivienda habitual a que se refiere el artículo 68.1 de la ley 35/2006.

El porcentaje de deducción será del 20% de las cantidades abonadas, salvo para los contribuyentes que con anterioridad a la entrada en vigor del Real Decreto-ley 5/2011 (7/5/2011) hayan satisfecho cantidades por las que hubieran tenido derecho a esta deducción en cuyo caso el porcentaje de deducción será del 10%.

Deducción por alquiler de la vivienda habitual:

Con efectos desde 1 de enero de 2011, los contribuyentes cuya base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales podrán deducirse el 10,05% de la cantidad satisfecha en el período impositivo por el alquiler de su vivienda habitual. La base máxima de esta reducción será de:

a) Cuando la base imponible sea igual o inferior a 17.707,20 euros anuales: 9.040 euros anuales.

b) Cuando la base imponible esté comprendida entre 17.707,20 y 24.107,20 euros anuales: 9.040 euros menos el resultado de multiplicar por 1,4125 la diferencia entre la base imponible y 17.707,20 euros anuales.

Reducción por arrendamiento de vivienda:

Con efectos desde 1 de enero de 2011 en los supuestos de arrendamiento de bienes inmuebles destinados a vivienda, el rendimiento se reducirá en un 60 (antes 50) por ciento.

Dicha reducción será del 100 por ciento, cuando el arrendatario tenga una edad comprendida entre 18 y 30 (antes 35) años y unos rendimientos netos de trabajo o de actividades económicas en el período impositivo superior al IPREM. Estableciendo un régimen transitorio por el que la edad del arrendatario se ampliará hasta la fecha en que cumplan 35 años cuando el contrato de arrendamiento se hubiera celebrado con anterioridad a 1 de enero de 2011 con dicho arrendatario.

Reducción por mantenimiento del empleo para empresarios individuales y profesionales:

Los empresarios y profesionales que dispongan de al menos un trabajador, tendrán derecho a una reducción sobre el redimiendo neto positivo de Actividades Económicas en el impuesto sobre la renta, que será la menor de las dos cantidades siguientes:

- 50% de las retribuciones satisfechas en todo el ejercicio -año natural- a sus trabajadores.

- 20% del rendimiento neto de su actividad en el impuesto sobre la renta.

Este beneficio tiene carácter temporal, limitándose a los años 2009, 2010 y 2011.

Para aplicar este beneficio se exigen tres requisitos:

- Una cifra de negocios del contribuyente inferior a cinco millones de euros.

- Número de empleados menor a 25 trabajadores.

- Compromiso de mantenimiento de empleo, de forma que la plantilla media de cada ejercicio no sea inferior a la unidad y a la existente durante 2008.

Libertad de amortización en elementos nuevos del activo material fijo:

Con efectos desde 1 de enero de 2011 y hasta el 2015, se posibilita la aplicación de la libertad de amortización en elementos nuevos del activo material fijo a los contribuyentes del IRPF que realizan actividades económicas y determinan su rendimiento por estimación directa (normal o simplificada). Esta libertad de amortización que no está supeditada a la creación de empleo, tiene como límite del rendimiento neto positivo de la actividad económica a la que se afecten los elementos patrimoniales.

IMPUESTO SOBRE EL PATRIMONIO

Temporalmente para los ejercicios 2011 y 2012 se ha reestablecido el impuesto sobre el patrimonio que había sido suprimido en el año 2008.

No se ha modificado la estructura del impuesto, modificándose al alza los importes mínimos exentos:

- 700.000 € por mínimo exento al no haber modificado el mismo la comunidad de Cantabria.

- 300.000 € por la vivienda habitual.

Por lo que respecta a la obligación de presentación, es obligatorio realizarlo cuando se produzca alguna de las dos circunstancias siguientes:

- Cuando el valor de los bienes o derechos sea superior a 2.000.000 euros.

- O, cuando los sujetos pasivos cuya cuota tributaria determinada de acuerdo con las normas reguladoras del impuesto y una vez aplicadas las deducciones o bonificaciones que procedieren, resulte a ingresar.

 
Logo subvención